Su paso al Paranirvana


EXPLICACIONES SOBRE LOS ULTIMOS DIAS DE KYABYE KHEN RIMPOCHE TAMDING GYATSO

 (Por: Acharya Migmar Tsering)

El día 20 de Abril,2002.Kyabje khen Rinpoche Tamdin Gyatso, Abad del Monasterio Gaden Shartse, Fundador y Director Espiritual de Ganden Choeling Menorca y otros centros en España, se retiró a su sala de meditación para realizar la meditación que había practicado toda su vida .Khen Rimpoche sabía perfectamente el lugar y la fecha, tanto el mes como el día, en que abandonaría su cuerpo, esto nos demuestra una vez más que era un gran maestro. También sus actividades nos mostraban que era un gran Bodhisatva de esta era. Podéis preguntarme: ¿Cómo puedes decir que era un gran maestro o Bodhisatva? Es mediante su historia personal remontándonos en los años. ¿Cómo podía saber él que iba a abandonar su cuerpo burdo? Hace tres años que ya nos decía que era muy mayor, y no podía ya ayudar a los demás y que posiblemente fuera mejor cambiar de cuerpo. Nosotros pensábamos que era broma y no nos lo tomábamos en serio, pensábamos que no hablaba en serio.

El año pasado, el 2000, los médicos le aconsejaron reposo, dijeron que su salud no era muy buena y no pudo hacer la gira que solía realizar en otoño. El sí quería irse de gira a los centros que lo habían invitado, y en una ocasión estando varios de sus discípulos delante dijo: "Mi manera de ayudar a los demás es mediante las enseñanzas, los consejos, si esto no lo puedo llevar acabo, si no puedo dar enseñanzas no tiene sentido para mí vivir porque mi manera de ayudar a los demás es dando enseñanzas, y si esto no puedo hacerlo entonces para mí es mejor morir". Estas fueron sus palabras. Una vez más no lo tomamos en serio. Ahora sí vemos que nos decía la verdad, que era realmente lo que sentía y pensaba y que se estaba preparando para dejarnos. El sabía que iba a dejar su cuerpo pronto, y hace un tiempo una mañana nos dijo que quería que en el banco su cuenta tuviera también el nombre de Tenzin y el mío propio, antes su cuenta era particular y sólo constaba su nombre. Nosotros le dijimos que era muy pronto, que no era necesario pero insistió. Así pues ahora nuestros nombres están en su cuenta también. El lo estaba preparando todo porque sabía que en el caso de otros maestros tras su muerte había habido problemas con los bancos para sacar el dinero para hacer ofrecimientos etc. En nuestro caso no hemos tenido ningún problema porque él lo previó, sabía que pasaría y lo preparó todo para que tras su muerte no tuviéramos problemas en este aspecto. En los estatutos del centro también preparó todo para que no quedáramos desamparados, para marcar la continuación del linaje, y propuso a Gueshe Tenzin. Así pues este problema también nos lo evitó y ahora tenemos una línea muy clara para seguir, fue él mismo quien la pensó, no le aconsejamos sobre ello ni Gueshe Tenzin ni yo.

En julio del 2001, estando en EEUU, oyó decir que su nombre estaba entre los candidatos para ser Abad del monasterio de Gaden Shartse. Pero él pensó que no le elegirían por su avanzada edad, porque no podía tomar una responsabilidad tan pesada aunque tuviera las cualidades para ello, así que dejó que su nombre estuviera entre los candidatos. Poco después oyó que lo habían elegido a él. Primero Su Santidad el Dalai Lama, después el Gobierno tibetano en el exilio, los propios monjes de Gaden Shartse, y los tres principales maestros de la escuela Guelupa, Gaden Tri Rimpoche, Sharpa Chöje Rimpoche, y Jhantse Chöje Rimpoche.

Entonces en España los médicos le desaconsejaron aceptar este nombramiento, y realmente su edad y su salud no eran los adecuados para coger esta responsabilidad, pero él no quería "romper el corazón" de todos aquellos que lo habían elegido. También los monjes de Gaden Shartse tenían gran esperanza en él, y esperaban su guía, sus consejos, sus enseñanzas etc. Así él vio que tenía dos opciones: podía darle más importancia a su salud, o bien podía darle más importancia a la esperanza depositada en él por los monjes que lo esperaban en la India. Si hubiera sido como nosotros, hubiera dado mayor importancia a su salud ya que en España los medios son mejores, aunque realmente los monjes lo cuidaron muy bien, vigilaron su comida etc. pero no hay comparación con los medios de aquí. Para él su salud y su vida no eran importantes, lo realmente importante era ayudar a los demás de la mejor manera posible, con el mayor beneficio posible. Ver esto me ha permitido también ver que era un Gran Bodhisatva de nuestros tiempos, y me recuerda la vida de grandes maestros como Atisha.

Atisha al ser invitado a Tibet para dar enseñanzas no sabía qué hacer, si ir o no. Entonces su Yidam principal, Tara, le dijo que quedarse en la india le permitiría vivir hasta los 90 años, y irse al Tibet representaría para él vivir 20 años menos. Atisha dijo entonces que todo lo material, la reputación, su salud, su propia vida carecían de importancia para él, lo que realmente le importaba era ayudar a los demás, y dado que sería de mayor beneficio a los demás en el Tibet, se fue para allá. Finalmente murió a los 72 años.

Personalmente creo que para nuestro maestro hubiera sido igual, si se hubiera quedado en España podría haber vivido tal vez unos años más, pero no eligió esta posibilidad porque para él su salud, su vida, su reputación carecían de importancia, lo que realmente le importaba era ayudar a los demás de la forma más profunda y más amplia posible. Al ir a la India tomó la responsabilidad de la administración, de las enseñanzas, de la salud, de la escuela, de la comunicación entre el monasterio y los demás monasterios y el gobierno tibetano y otros países.

En año nuevo, Su Santidad Gaden Tri Rimpoche siempre daba enseñanzas, pero ese año estaba fuera y lo sustituyó Khen Rimpoche, dando enseñanzas a miles y miles de monjes y tibetanos de los alrededores de la ciudad de Mundgod (allí viven miles de tibetanos), les dio enseñanzas y les enseñó a hacer rituales. Durante este tiempo los que le rodeaban decían que parecía haberse vuelto más joven, recordaba además muchas cosas de su vida en el monasterio antes de irse y estaba muy feliz y alegre a pesar de que su cuerpo estaba débil. Y mientras enseñaba y vigilaba estaba enormemente feliz. Fue así hasta el día 19 de Abril, era día 8 de Marzo del calendario tibetano, día de Tara.

Aquellos días los monjes estaban haciendo exámenes y Khen Rimpoche iba cada día a escucharles, y vigilar sus debates, exámenes etc. Pasaban así todo el día hasta las 8 o las 9 de la noche, esta noche del día 19, que era el día anterior a que abandonara definitivamente su cuerpo burdo, dijo que quería ir a la escuela donde estaban los monjes más jóvenes, los niños de 8 a 16 años, y les habló, les dijo que debían estudiar bien, que eran la columna del monasterio, la raiz de la enseñanza de Budha y la semilla de las enseñanzas de lama Tsong Khapa, que tenían una gran responsabilidad ya que el futuro de todos dependía de ellos y debían concentrarse en su educación, su comportamiento, su ética etc… les dio muchos consejos a estos jóvenes monjes, pero a la vez también se dirigió a sus maestros diciéndoles que la educación de esos niños, su disciplina, su ética debían enseñársela ellos con cariño, con buen corazón. Les explicó que debían transmitir a esos niños lo que sabían porque ellos iban a ser el futuro del monasterio y el futuro del budismo en general. Al despedirse les dijo "quizás a partir de mañana ya no nos volveremos a encontrar". los monjes pensaron que hablaba así porque pronto se iba a ir de gira a otros países en Asía, Estados Unidos, España… y que por eso era el último día que se iban a ver, por esa razón había ido a hablarles y explicarles todo esto.

Esa noche tomó una sopa tibetana, y normalmente sobre las 9 de la noche solía retirarse a sus habitaciones para descansar o acostarse, pero esa noche dijo que quería sentarse en el patio delantero de su casa para hablar con sus discípulos, le trajeron una silla y estuvo contando historias sobre su relación con las personas a lo largo de su vida, primero en Kham, luego en el centro de Tibet, luego en la India, su relación con sus alumnos, con los profesores, los indios…etc. Después también habló de sus centros en España, dónde estaban, los discípulos tenía…etc. Estuvo dos horas hablando sobre su vida y dando consejos generales sobre como estudiar y practicar hasta que sus discípulos le dijeron que era muy tarde, que debía acostarse porque por la mañana debía madrugar mucho, y entre ellos comentaron lo extraño que era que les contase tantas historias y durante tanto tiempo, ya que era algo inusual en él.

Antes de acostarse se duchó y cambió su ropa por otra limpia y finalmente se retiró a dormir. Alrededor de las 3 de la madrugada dijo no encontrarse bien, tenía náuseas y le parecía que iba a vomitar, sus asistentes le trajeron un cubo y ciertamente vomitó la sopa y algo rojo, tal vez unas medicinas tibetanas que había tomado por la noche. Después volvió a acostarse y descansó hasta las 7 de la mañana, que era su hora habitual de levantarse. Al levantarse solía ducharse en su bañera, pero esa mañana pidió que le trajeran una silla para ducharse sentado, se aseó, se puso hábitos limpios, y pidió que le trajeran su agua caliente con limón que tomaba cada mañana. A su vez sus asistentes y otros monjes estaban haciendo los preparativos para llevarlo al hospital, le esperaban con un coche fuera de su casa. Khen Rimpoché les dijo que no quería ir al hospital. Oír estas palabras me recuerda unas que dijo él mismo hace mucho tiempo al ver el fallecimiento de Gueshe Tenpa Dhargay y también de Gueshe Thupten Tsering, dijo que él no quería morir en España porque nosotros no sabemos lo que tendríamos que hacer, los rituales, los innumerables pequeños detalles que deben tenerse en cuenta, y si muriera en un hospital todavía peor porque no le dejarían la tranquilidad para pensar, para visualizar, hacer sus prácticas de toda la vida… "ese será el momento más importante de mi vida y no me dejarán pensar, ni meditar, ni visualizar, ni nada".

También dijo que en la India tampoco quería morir en un hospital porque alguien que deja de respirar enseguida es llevado a una cámara frigorífica donde tampoco se tiene la tranquilidad para hacer este importante proceso de morir. Con todos estos detalles sabemos que él estaba preparándolo todo para su muerte, escogió la India en vez de morir en Occidente, y escogió estar en su habitación en vez de en un hospital… Así pues esa mañana a las 7 se sentó en la postura de la meditación, en sus aposentos, y al entrar los asistentes lo encontraron ya absorto en la meditación de la luz clara, realizando la vacuidad.

Entonces sus asistentes no sabían bien qué hacer, porque no respiraba ya, ni había ningún movimiento, pero su cara estaba llena de felicidad y alegría, de satisfacción. Realmente aunque por la noche se había encontrado indispuesto por la mañana se había mostrado muy feliz y contento, como si no hubiera pasado nada, alegre y tranquilo, sin dolores ni sufrimientos. Se lo comunicaron a los Rimpochés y éstos dijeron que no debía hacerse nada de momento con su cuerpo, había que dejarlo tranquilo, absorto en su meditación en la vacuidad, como lo hacen los grandes yoguis, que pueden permanecer muchos días en este estado. Al oír esta noticia llamaron a Gueshe Tenzin y él me lo notificó a mí, yo decidí no decirlo de momento públicamente, ni siquiera se lo dije a su sobrina Tenzin Dolkar, ni a mi familia, ni a los miembros del centro aquí en Ganden Choeling Menorca.

Podéis pensar que os mentí al deciros que no se encontraba bien, con vómitos, y ya está, es lo mismo que les dije a mi familia, a Tenzin Dolkar…pero es que él estaba todavía meditando en la luz clara, y aunque nos encontráramos muy lejos de su cuerpo nuestra relación kármica con él es tan intensa, clara, sincera, pura, estrecha y cariñosa que con nuestros llantos, gritos, nuestro intenso sufrimiento, podíamos alterar su concentración. Por esta razón no dije la verdad en aquel momento, muchas personas preguntaban qué pasaba y a todos les explicábamos que Gueshela no se encontraba muy bien etc…pero lo cierto es que yo supe la noticia desde el primer día, pero no lo comuniqué hasta el día 25 de Abril cuando llegamos a Gaden, constantemente llamaban personas desde España al monasterio, cada media hora sonaba el teléfono y pedían noticias. Entonces decidimos llamar a Baldo para que hiciera pública la noticia. 

En Gaden los monjes habían suspendido sus exámenes y todos juntos, miles de monjes, se dedicaban a rezar y recitar los 5 grandes textos raíz, todos los días y noches durante unas semanas, además los ex-Abades, Rinpoches y más de 20 gueshes ya mayores y experimentados, se agruparon en la residencia de Gueshela haciendo las sadhanas de autoiniciación de diferentes deidades (las principales de Khen Rimpoché), cada día una deidad. En todo el monasterio había monjes recitando sadhanas también. Al mismo tiempo Gueshe Tenzin avisó a SS el Dalai Lama y a su maestro Lati Rimpoché en Dharamsala.

Mientras estaba en la meditación en la luz clara en esos días en la India hacía muchísimo calor, entre 27 y 40 grados centígrados, y todo el mundo estaba esperando que llegara algo de lluvia para poder cultivar la tierra seca. Durante los tres días que Khen Rimpoché permaneció en esta meditación llovió cada día y cada noche. En el tercer día el cielo se quedó despejado, no había ni una nube, pero cerca de su casa se oyó un gran trueno, lo oyeron todos los monjes, fue el despertar de su mente de la meditación. Durante esos días el cuerpo no había cambiado de aspecto, no expedía ningún olor, su postura era la misma, como si estuviera vivo, y de la habitación donde se encontraba salía un aroma de inciensos aromáticos, mucho mejor que el incienso. Los monjes decían que era el olor de su disciplina moral (TSULTRIM DRIMA), alguien que en toda su vida mantiene su votos y compromisos al morir huele como un perfume natural. Y este perfume inundaba su casa. Cuando emergió de la concentración asomaron unas gotas blancas en su orificios nasales y la cabeza se ladeó. En ese momento ya se considera que la consciencia ha abandonado el cuerpo, está muerto y entonces se lleva a cabo la incineración porque con el gran calor el cuerpo no puede guardarse porque se deteriora.

Después de tres días hicieron todos los preparativos para quemar su cuerpo burdo. Generalmente cuando alguien muere lo llevan aun cementerio ordinario, allí llevan a todos los tibetanos y los monjes. Para un ser especial como un Abad, que es considerada la persona de más alto rango del monasterio de Gaden Shartse, para ellos debe mostrarse el máximo respeto por parte del monasterio. Siendo así se preparó un lugar semejante a una estupa, dentro estaba dispuesto su cuerpo. He olvidado aclarar un punto: ¿Porqué escogió Khen Rimpoché el día 8 de Marzo del calendario tibetano? Podemos respondernos que era día de Tara, y Tara era una de sus principales deidades de meditación, pero había otra razón importante y es que su maestro raíz, su tío, que era tutor de S.S. el Dagyab Kyabgón Rimpoché y se llamaba Yonzing Vajradhara Kelsang Phuntsok, también abandonó su cuerpo burdo el mismo día, el 8 de Marzo del calendario tibetano. El mismo día 20 Khen Rimpoché le preguntó a un asistente qué día era, y éste le respondió que era día 8 de marzo del calendario tibetano, a lo que Khen Rimpoché contestó "Ah, muy bien hoy es día 8 de Marzo" y entró reflexivo en su habitación. Él quiso dejar su cuerpo burdo aquí el mismo día que lo hizo su maestro. Con todo esto entendemos que él estaba preparado, tenía control sobre su vida y su muerte, el día, el mes, el año, el país, el lugar…todo. Es extremadamente raro entre los maestros y los practicantes de hoy en dia, que posean tantas cualidades.

Entonces volviendo al relato colocaron el cuerpo dentro de la estupa en la postura de la meditación, sosteniendo en una mano un dorje, y en la otra una campana, en su base había un mandala llamado "Mandala pacífico", con 8 pétalos, y un vajra en el círculo central. Encima de este Mandala hay un recipiente invertido, cubriéndolo, y encima hay colocadas piezas de barro y encima otro recipiente hacia arriba y luego unas estructuras de hierro para luego poner la leña para la cremación. La forma de hacerlo es igual que cuando se lleva a cabo una puya de fuego, las sustancias son las mismas: aceites, varas de madera, sésamo, cebada, arroz, trigo, fruta, flores, azúcar, yogur, hierba kusha…etc. y unos lamas las van introduciendo por los 4 agujeros que tiene la estupa en sus 4 lados, mientras otros muchos lamas acompañan el ritual haciendo recitaciones. Los maestros observarán con detenimiento todos los signos que se produzcan durante este ritual. En primer lugar observan en qué lado sale primero el humo, las formas del humo, su color,…así pueden predecir el lugar en que renacerá y su forma. Esto lo valoran unos monjes que son expertos. Aquel día el humo adoptaba la forma de los 8 símbolos auspiciosos: chacra, pez, bandera de la victoria etc…esto es muy auspicioso, no son coincidencias y sólo aparecen cuando la persona tiene grandes realizaciones.

Es curioso que ese día 20 de Abril él se duchara por la mañana y cambiara sus ropas, cuando un maestro tan elevado abandona su cuerpo burdo para incinerarlo primero hay que lavarlo y ponerle ropas limpias, al hacerlo él en vida evitó un gran trabajo a los demás. Esto es un signo más que nos enseña que él tenía conocimiento claro de lo que iba a suceder. Una vez terminado el ritual de la cremación se esperaron tres días y se abrió la estupa para extraer los restos, sus reliquias. Para extraer éstos también se encargaba un maestro experto y otros muchos monjes. El mandala pacífico de la base, al quitar de encima el recipiente que lo cubría, estaba intacto y mostraba la huella de un niño pequeño. Esto lo hacen los grandes maestros y es un signo de que van a renacer en nuestro mundo para ayudar a los demás. A veces los maestros no dejan ninguna huella, y eso significa que no van a renacer de nuevo en nuestro mundo de momento y van a permanecer en su tierra pura. En el caso de Khen Rimpoché sí ha dejado su huella y eso significa que volverá para ayudar a los demás. Al terminar los rituales todos los monjes esperaban fuera, con devoción, para llevar todas las reliquias a la casa de Khen Rimpoché. Los monjes tocaban los instrumentos y llevaban las banderas de los 8 símbolos auspiciosos, flores en sus manos, incienso, katas…había grandes maestros como Kyabje Song Rimpoché y todos juntos nos dirigimos a su casa.

Los maestros nos han dicho que cuando muere una persona ordinaria como yo mismo pasamos al estado intermedio o bardo durante un mínimo de 7 días y hasta un máximo de 49, y allí sufrimos por no encontrar alimentos, no encontrar un lugar adecuado para renacer…y por esta razón los familiares hacen la práctica del Sur, que es quemar tsampa o harina tostada con mantequilla ofreciéndola al difunto para que no sufra buscando comida y se alimente de este olor. En cambio en el caso de grandes maestros como Khen Rimpoché esto no es necesario hacerlo porque no pasan muchos días en el estado intermedio sinó que ellos al dejar el cuerpo pasan rápido por ese estado y por el gran poder de su karma positivo y méritos renacen en una tierra pura (lo mismo sucede en el caso de personas que han acumulado un gran karma negativo, pero éstos renacen rápidamente en un reino infernal). Por esta razón los maestros nos dijeron que no era necesario realizar la práctica del Sur. Por ejemplo en mi familia, al morir mi padre, como mi madre no sabía cómo realizar correctamente esta práctica del Sur lo que hacía es que en cada comida ofrecía un poco de alimento al difunto durante los 49 días. Esto es una práctica común entre los tibetanos, pero los monjes nos dijeron que esto tampoco era necesario en le caso de Khen Rimpoché porque él estaba con seguridad feliz en su tierra pura de Yamantaka, o de Chitamanitara, o de la deidad que sea, sin sufrimiento alguno y escuchando el Dharma rodeado de Budhas y Bodhisatvas.

Entonces alguien puede preguntarse porqué cada semana realizamos la práctica del Tsog después de morir un gran maestro y durante 7 semanas, y porqué hacemos grandes puyas. Nuestro objetivo al hacerlo es llamar a nuestro maestro, porque el mundo en que vivimos tiene innumerables sufrimientos y necesitamos guías cualificados, enseñanzas auténticas,… y por esto al hacer una Lama Chöpa, una puya, estamos realizando una llamada, y ellos en su tierra pura oyen que alguien los llama, que sus discípulos necesitan algo de ellos, que quieren su apoyo y sus enseñanzas, y así recuerdan sus votos del Bodhisatva, de ayudar a los demás hasta que alcancen la iluminación. Con este Lama Chöpa ellos recuerdan sus votos y dejan la tierra pura, no por su karma, sinó por la compasión, su amor , su bodhichita deciden volver a nacer en este mundo como seres ordinarios para ayudar a los demás. Por esta razón al llevar a cabo el Lama Chöpa y las oraciones es muy importante que recordemos siempre que nuestro objetivo es pedir que nuestro maestro renazca rápidamente entre nosotros, poder volver a oír sus enseñanzas, sus consejos.

Dos días antes de abandonar su cuerpo burdo Khen Rimpoché nos escribió una carta de despedida a todos para que la podáis tener y guardar. Para recordar su eterna e insuperable compasión universal e incomparable bondad se decidió dotar a su reencarnación con un alojamiento propia en el monasterio, así como a la construcción de cinco estupas doradas con parte de sus reliquias para colocarlas tanto en su monasterio, como en aquellos centros de dharma que constituyó en occidente. La desaparición de Kyabje Khensur Tandin Gyatso Rinpoche nos deja un vacío que difícilmente podremos volver a ocupar, pero su vida dedicada al beneficio de los demás, juntos con su sabiduría inmaculada son una guía inigualable para todos sus discípulos y amigos.


Volver a pagina de Khem Rimpoche